Ha llegado el frío, ¿tengo que revisar el coche?

El frío ha llegado de repente y tu vehículo sufre el cambio de estación, sobre todo si el cambio de temperatura es tan brusco como el que estamos experimentando. Es importante tener en cuenta neumáticos, batería, líquido y fluidos a la hora de preparar tu coche para el cambio de estación.

¿Cómo afecta a tu vehículo? 

Si te toca aparcarlo en la calle, debes tener en cuenta que elementos como las correas o los manguitos del motor y limpiaparabrisas, se ven afectados al estar expuestos a temperaturas por debajo de los 10º, ya que pierden cualidades como la elasticidad y la forma.

De igual manera, el frío afecta a los neumáticos. Es recomendable ajustar la presión por cada 5º que desciende la temperatura.

Los líquidos de los que dispone el vehículo, como el limpiaparabrisas, se congelan a 0º, y a -5º si llevan algún producto anticongelante. También el aceite del motor puede sufrir alteraciones y perder propiedades.

El hecho de que la bajada de temperatura suponga un incremento del consumo de carburante, se debe al extra de calefacción que necesita para alcanzar una temperatura habitable en el interior. Hay que tener en cuenta, que, si un coche permanece en la calle, la temperatura del habitáculo es la misma a la del exterior, reactivar la temperatura en estas condiciones es necesario aumentar la temperatura de la calefacción y activar otras resistencias como las de la luna de los cristales.

#JuanEmilioTaller