Taller de chapa y pintura Juan Emilio

¿Qué elementos debes tener en cuenta para el mantenimiento de tu vehículo?

Ya que estamos en una época del año en la que nuestros coches se resienten por los cambios bruscos de temperatura, hemos querido hacer este post para que vuestro vehículo se mantenga en perfecta condiciones y para que este correcto mantenimiento colabore en la mejora de la seguridad vial, pues correremos menos riesgos de sufrir un accidente.

¿Qué debemos revisar? A continuación te lo mostramos:

Batería

No pierdas de vista el estado de tu batería. Si ves que se está formando una capa de material blanco en los terminales, límpialo con un cepillo y agua con bicarbonato de sodio y úntalos de grasa antiácido. Comprueba el nivel de líquido de los vasos y rellena si es necesario.

En cuanto a su aspecto exterior, la batería debe estar seca y preferiblemente limpia. Es recomendable darle una capa de cera un par de veces al año para mantenerla libre de óxido. Y recuerda que con las bajas temperaturas, la batería puede descargarse con mayor facilidad.

Aceite

Se recomienda revisar el aceite cada mes y, como referencia, se suele cambiar cada 10.000 km o cada tres meses, aproximadamente. Además, se debe reemplazar el filtro en cada cambio.

En época de frío, comprueba que la viscosidad del aceite es el adecuado, ya que el frío tiene tendencia a volverlo más denso.

Líquido de transmisión

Otro elemento que precisa de nuestra atención, aproximadamente, una vez al mes. Debe de revisarse con el motor tibio y el freno de mano puesto, añadiendo lo que sea necesario. Lo recomendado es cambiarlo cada 60.000km.

Anticongelante

Además de comprobar regularmente los niveles de anticongelantes, lo recomendado sería cambiarlo todos los años cuando llega el frío. En este caso, lo mejor sería llevar nuestro vehículo a un taller profesional para vaciar el sistema de refrigeración y reemplazar el anticongelante.

Si vives en una zona donde es común las bajas temperaturas, en tu caso sería recomendable revisar el anticongelante semanalmente.

Frenos

Probablemente uno de los elementos al que más atención debemos prestar. El líquido de frenos debe permanecer siempre igual por lo que recomendamos que lo revises una vez al mes y lo rellenes si es necesario, siempre sin sobrepasar la línea que marca el fabricante en el recipiente. Una vez revisado, comprueba que el recipiente no tiene ninguna fuga.

Luces

Revisa que todas las luces funcionan correctamente. Si alguna no funcionara debes sustituirla inmediatamente por una nueva.

Comprueba que los faros delanteros tienen una ligera inclinación hacia abajo para evitar posibles deslumbramientos a otros conductores que vengan de frente.

Ruedas

Es muy importante que los neumáticos tengan la presión correcta. Recuerda que la comprobación de la presión debe hacerse en frío y teniendo en cuenta la carga que llevará el vehículo.

Además debemos comprobar el dibujo, detectar posibles grietas, deformaciones en la goma, etc. Se recomienda cambiar los neumáticos entre los 25.000- 30.000 km aproximadamente.

En invierno presta una especial atención a tus neumáticos, el frío puede hacer que se nos facilite una presión de neumático inferior a la real. Por ello, no se debe inflar más la rueda.

Limpiaparabrisas

Comprueba el recipiente de agua del limpiaparabrisas y rellénalo siempre que sea necesario, añadiendo a este relleno un poco de líquido para limpiar cristales. Además, debes revisar que los orificios de salida del agua no están obstruidos y que el estado de las gomas de los limpiaparabrisas es el idóneo y no están deterioradas o con grietas.

En la época más fría del año, es conveniente que frotes el parabrisas, por dentro y por fuera, con papel de periódico para evitar la formación de escarcha, y levantes los limpiaparabrisas. Además, asegúrate de que el líquido limpiaparabrisas tiene un producto anticongelante.

Otras comprobaciones a tener en cuenta:

  • Revisa que la placa de tu matrícula está en buen estado, limpia y visible.
  • Cambia el filtro del aire cada dos meses
  • Revisa mensualmente el nivel de líquido de dirección y rellena cuando sea necesario.
  • Para que el sistema de aire acondicionado o calefacción se mantenga perfectamente, es recomendable encenderlo puntualmente para preservar su duración.
  • Si el vehículo lleva un tiempo aparcado, revisa si el coche tiene alguna fuga. Si en el suelo hubiera manchas, deberás llevarlo a tu taller de confianza.

 

¿Tienes en cuenta todas las indicaciones que te hemos contado? ¿Cuál o cuáles se te pasaban por alto?

¡Cuéntanos en nuestras RRSS!

#TalleresJuanEmilio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *